Páginas vistas en total

lunes, 6 de octubre de 2014

CARTA DE AMOR DE NAPOLEON BONAPARTE A JOSEFINA (Carta numero 2)







Mis Amores,

Hoy vamos a comentar otra carta de amor de un personaje muy conocido en la historia, hablaremos de una carta de amor/desamor que Napoleón Bonaparte le dedico a la que fue su mujer y a la que el amaba locamente,(era casi como un amor obsesivo por las dos partes) el la amaba locamente y ella a su forma y manera también, aunque no se lo demostraba, dando pie esta actitud a pensar por parte de Napoleón Bonaparte que ella no lo amaba en absoluto, cuando ella en cambio si lo amaba, pero sus miedos eran mas grandes, que el amor que profesaba, ya que ella vivía siempre en el miedo de ser abandona por el, delante de la imposibilidad por su parte de ofrecerle un hijo que perpetuara su linaje, recordemos que estos tema de hijos (sobre todo hijos varones) eran considerados de suma importancia en los tiempos antiguos por los hombres, los cuales muchas veces debido a estas ideas sometían a sus esposas a vivir auténticos "calvarios o dramas emocionales y existenciales" si por algún motivo o no podía darle un hija varón (lo que ellos consideraban el heredero de su linaje) o si por el contrario cuando daban a luz nacía una niña..
Pues bien en el caso que hoy nos ocupa y como os decía, Josefina Bonaparte si amaba a su marido a su forma o manera lo hacía, porque el amor que ellos compartían fue un amor tormentoso no exento para la época de polémica ya que Josefina no solo era años mayor que Napoleón sino que además era viuda y con dos hijas del anterior matrimonio pero eso no importo en ellos para que vivieran su amor ,que tuvo que soportar criticas de las personas que los rodean, todos estos factores y el alejamiento y distancias que ellos vivían por tiempo debido a las campañas napoleónicas, batallas y guerras a las cuales Bonaparte tuvo que enfrentarse hizo que su amor fuera cambiando, y ese sentimiento de amor acabo haciendo mella tanto en Josefina como en Napoleón, ella se sentía victima de una sociedad que la miraba por su anterior vida y la juzgaba por doquier, vivía entre esa tristeza, sus hijas a las cuales debía atender y la obsesión de no poder dar a su marido el ansiado heredero, y Napoleón por su parte se sentía atraído por ella pero a la vez rechazado por ella debido a lo que vivía no podía expresar el amor de la forma en que a su amado le era necesario sentir, lo cual empujo a Bonaparte a buscar consuelo en otras mujeres, situación que llego a oídos de Josefina  y todas estas situaciones de encuentros y desencuentros, sentimientos encontrados terminaría siendo el fin del amor entre ellos, su matrimonio acabó en divorcio.
Así que queridos como podéis ver a veces el amor muestra a los amantes su lado más terrible y desolador, y triste, el del desamor, el cual causa siempre dolor, tristeza y soledad en el alma y en el corazón
Aquí os dejo la carta que Napoleón le dirigió a Josefina en una de sus múltiples ausencias cuando se encontraba luchando en las campañas y dirigiendo aquellas batallas que famoso lo harían

"Señora mía no la amo en absoluto, al contrario la detesto, usted es una mujer sin importancia, desgarbada, tonta cenicienta que nunca me escribe..Usted no ama a su propio marido, usted sabe que placeres sus letras me dan…pero aun así usted no ha escrito seis líneas informales--
Qué hace usted todo el día señora? cual es el asunto tan importante que no le deja tiempo para escribir a su amante devoto? que afecto sofoca y pone a un lado el amor, el amor tierno y constante amor que usted le prometió? de que clase maravillosa puede ser, que nuevo amante reina sobre sus días y evita darle cualquier atención a su marido? Josephine, tenga cuidado! una placentera noche las puertas se abrirán de par en par y allí estaré.
De hecho estoy muy preocupado, mi amor, por no recibir ninguna noticia de usted, escríbame rápidamente sus páginas, páginas llenas de cosas agradables que llenarán mi corazón de las sensaciones mas placenteras.
Espero dentro de poco tiempo estrujarla entre mis brazos y cubrirla con un millón de besos debajo del ecuador"

Como habréis podido observar en esta carta hay una mezcla de amor/odio, pasión y frialdad a la vez, un poco de sentimientos encatrados..y es que muchas veces en el amor, el paso que nos separa entre el amor/el odio/la tristeza /la alegría/y el rechazo es una línea muy fina...a veces es tan fina que siempre debemos intentar que aun cuando en nuestras vidas podamos pasar por momentos de tristeza, oscuridad, desesperación y pena en nuestras almas, nunca debemos permitir que el odio anide en nuestra alma y por supuesto en nuestro corazón, ya que el odio es todo lo contrario al amor, es su antítesis y contra ese sentimiento debemos siempre luchar ,sabiendo que el mejor amor es aquel que nos ha ayudado y nos ayuda a elevar nuestra alma y a sentir siempre amor aun cuando pasemos momentos duros.
Así que para terminar este escrito donde hoy hemos visto otra faceta/cara del amor, un amor fuerte, obsesivo que al final no pudo superar los obstáculos que vidas, pensamientos, ideas o condicionamientos surgieron..terminó para siempre con Napoleón y Josefina...quién sabe si Napoleón y Josefina, Josefina o Napoleón por tiempo se recordaron, se arrepintieron y a pesar de estar separados y a pesar que Napoleón volviera a casarse nunca mas conoció la felicidad, y que pasó con Josefina?, pues ella tampoco encontró el amor nuevamente en su vida y esta termino en reclusión y soledad al igual que la de Bonaparte que estuvo solo en su exilio en la isla de Elba...quizás por siempre se amaron, quizás por siempre se recordaron, quizás por siempre..Quizás sus almas en otras vidas se hayan vuelto a encontrar y ese amor que sintieron en aquella época y si han vuelto a encontrarse nuevamente sus almas hayan podido vivir la magia del amor, ya sabéis que las almas no mueren, y que nuestra alma tiene memória quién sabe....solo la mano invisible de Dios Creador sabe...
Miles de Bendiciones de Luz, de Paz y de Amor desciendan sobre vosotros

Con Amor
Sylena






No hay comentarios:

Publicar un comentario