Páginas vistas en total

lunes, 27 de julio de 2015

ALMAS/LLAMAS GEMELAS CAMBIAR LA POLARIDAD










Bellas Almas, 

Hoy vamos a hablar sobre un tema importante dentro no solo del camino de amores del alma, sino del camino espiritual, vamos a hablar sobre la polaridad

Antes que nada decir la polaridad es una de las leyes universales que rigen el Universo que fueron dadas a conocer o "sacadas a la luz por Hermes Trimegisto,considerado el padre de la Metafísica, es mas concretamente la 5a Ley Universal, el principio básico y fundamental de esta ley es que en todo el Universo tiene su par de opuestos, todo es dual y todo tiene dos polos, que siempre son uno positivo y otro negativo, lo que en muchos sitios y lugares se le da el nombre del ying.yang, opuesto pero complementarios a la vez son también el día y la noche, el calor y el frío, el sol y la luna,ya que la existencia de una cosa es la que nos da a conocer a la otra.

                                    Ahora explicaremos esta ley

LEY DE POLARIDAD

Esta Ley como las otras tiene su lema. Este lema dice:

“TODO ES DUAL;

TODO TIENE DOS POLOS;

 TODO, SU PAR DE OPUESTOS;

LOS SEMEJANTES Y LOS ANTAGÓNICOS SON LO MISMO;

LOS OPUESTOS SON IDÉNTICOS EN NATURALEZA, PERO DIFERENTES EN GRADO;

LOS EXTREMOS SE TOCAN;

TODAS LAS VERDADES SON SEMI-VERDADES;

TODAS LAS PARADOJAS PUEDEN RECONCILIARSE”  -  El Kybalión.

Este quinto Principio Hermético encierra la verdad de que todas las cosas manifestadas poseen dos aspectos, dos polos. Estos dos polos son un par de opuestos con innumerables grados intermedios entre ambos extremos. Aquellas antiguas y eternas paradojas que en todo tiempo han confundido a la mente humana, como:

“TODO ES YO AL MISMO TIEMPO”.

“LA TESIS Y LA ANTÍTESIS SON IDÉNTICAS EN NATURALEZA”.

“LOS EXTREMOS SE TOCAN”, etc., quedan plenamente explicadas si se estudia este Principio con detenimiento.

La Ley de Polaridad explica que lo que existe o separa a cosas diametralmente opuestas es solamente cuestión de grados, y afirma, que todo par de opuestos pueden reconciliarse mediante la aplicación de este Principio.

En el plano físico encontramos que el calor y el frío aunque parecen ser dos cosas diferentes son realmente una misma cosa, el frío es la ausencia del calor. El calor es “movimiento de moléculas”, para que las moléculas puedan moverse, los átomos deben vibrar, según las vibraciones, sean mayores o menores, hablaremos de calor o frío.
                  
No hay nada que sea calor o frío absoluto en realidad, indicando simplemente los términos de “frío” y “calor” diferentes intensidades de la misma cosa o sea la vibración de los átomos. Puestos frío y calor uno en frente del otro, parecen a primera vista dos cosas diferentes, realmente opuestas entre sí, siendo que la una puede convertirse en la otra.
 Creo que este ejemplo ilustra en forma bastante clara lo que es y cómo funciona la Ley de Polaridad.

 Este Principio afirma en su Lema:

 “TODO TIENE SU PAR DE OPUESTOS; TODO TIENE DOS POLOS”

 Así vemos: frente al frío está el calor; frente a lo negro está lo blanco; frente al mal está el bien; frente a la escasez está la abundancia.
Cuando se dice que toda verdad es relativa, o que toda verdad es una verdad a medias, es porque nada hay definitivo
Donde hay oscuridad, poco a poco penetra la Luz y en donde hubo oscuridad hay penumbra y se sigue ascendiendo hasta que termina por haber claridad. De modo que eso que estaba oscuro era susceptible de ser transformado, esa oscuridad no era una verdad definitiva sino una verdad a medias.
Jamás hay una oscuridad total, siempre dentro del átomo hay un centro que es Luz y aunque no es perceptible para nuestros ojos, la oscuridad es una verdad relativa, o sea, dentro de la oscuridad habita la Luz.

Toda verdad es relativa. Si cualesquiera de nosotros toma la dirección del norte, bien sea en un avión, en un tren, a pie, o hipotéticamente hace un viaje mental, siempre hacia el norte. Llegará un momento en que, siguiendo siempre adelante llegará a la cumbre del polo norte y viajando siempre hacia delante, ya no estará viajando hacia el norte sino hacia el sur. Igual sucede con el Este y el Oeste, por eso se dice que Oriente es Occidente y Occidente es Oriente.

Este principio de Polaridad se manifiesta siempre dentro de lo que es una misma cosa, es decir podemos, dentro de lo que es temperatura, encontrar frío y calor, son sus dos polos opuestos, igual pasa entre blando  y duro, entre positivo y negativo, cada polo es un extremo de la misma cosa que forma el otro polo. Y caminando a través de la escala de sus vibraciones podemos pasarnos de un polo al otro cambiando un opuesto por el otro opuesto.

Nunca sabremos dónde termina la oscuridad ni dónde empieza la luz; dónde comienza el amargo y dónde termina el dulce; dónde termina el odio y empieza a nacer amor. Son grados de transmutación tan sutiles que apenas nos damos cuenta de cómo cambia aquella cosa de uno a otro polo, diametralmente opuesto.

En el Plano Mental encontramos que el Amor y el Odio parecen dos sentimientos opuestos, totalmente irreconciliables. Pero si Aplicamos el Principio de Polaridad encontramos que no existe ni un Amor absoluto, ni un Odio absoluto tampoco. Tanto Odio como Amor no son sino dos términos aplicados a los dos polos de una misma cosa, esa cosa es sentimiento.
Saliendo de un polo en dirección del otro, empezamos a encontrar menos odio y más amor, y viceversa. El odio comienza a debilitarse y como el vacío absoluto no existe, empieza a llenarse con el sentimiento opuesto al odio, o al contrario si arrancamos del polo Amor y nos dirigimos en sentido contrario hacia ese otro polo que podríamos llamar negativo, entonces empezamos a ver que cada vez hay menos amor y empieza a llenarse el vacío con algo que comienza en disgusto hacia la persona, sigue por antipatía y puede terminar yéndose al extremo del polo en algo de eso que conocemos con la denominación de Odio.
 Hay muchos grados de Amor y de Odio y hay un punto medio también en donde el agrado y el desagrado se mezclan de tal forma que es imposible distinguirlos el uno del otro.
El valor y el miedo quedan también bajo esa misma regla. Los pares de opuesto existen en todo. Donde encontramos una cosa encontramos también su par opuesto.

 Esto último es lo que permite transmutar un estado mental en otro, siguiendo la línea de polaridad. El Amor no puede transmutarse en Este ni en Oeste, pero sí puede tornarse en Odio y el Odio en Amor cambiando su polaridad. Asimismo el Valor puede transmutarse en Miedo y viceversa. Las cosas duras pueden cambiarse en blandas y así sucesivamente, es decir, un polo puede cambiarse por el otro polo o uno puede quedarse en un grado intermedio que no sea uno ni otro extremo, efectuando siempre la transmutación entre cosas de la misma clase, pero de grado diferente.

Tratándose de una persona cobarde si se elevan sus vibraciones mentales a lo largo de la línea miedo-valor, se llenará de valentía y despreciará el peligro. Igualmente el perezoso puede hacerse activo y enérgico, polarizándose simplemente a lo largo de la línea pereza-diligencia.

Con el Principio de polaridad, podremos observar que los cambios mentales que deseamos ver en otras personas (hijos, esposos, amigos, empleados, enemigos, etc.) son posibles aplicando la Ley.

Es como producir un deslizamiento a lo largo de una escala, no se trata de transmutar una cosa en otra completamente diferente, sino reducirla a un simple cambio de grado o vibración  de la misma cosa.
Los estados mentales pertenecen a innumerables clases, cada una de las cuales tiene su opuesto y a lo largo de su propia línea es posible la transmutación.

El Espíritu y la Materia son Polos de la misma cosa, siendo los estados intermedios o planos, cuestión de grados vibratorios solamente (Ley de Vibración).
 Estos dos polos, en todo lo que existe, se clasifican ellos mismos por su grado vibratorio, en Positivos y Negativos. Así el Amor es positivo; el Odio es negativo. La Fe es positiva; el Miedo es negativo. La Actividad es positiva, la Inercia es negativa. El color Blanco es positivo, en relación el Negro, negativo. La Salud es positiva; la Enfermedad negativa. La Verdad es positiva; la Falsedad negativa. Lo Superior es positivo; lo Inferior, negativo. Debemos recordar que la tendencia de la Naturaleza es en dirección a la actividad dominante del polo positivo.

Además del cambio de polo de nuestros propios estados mentales mediante el arte de la polarización, el fenómeno de la influencia mental en sus múltiples fases demuestra que este Principio puede extenderse hasta abarcar las influencias mentales de uno a otro cerebro; esto es; que los estados mentales pueden producirse por inducción de una persona a otra.
 Es pues posible para un metafísico bien entrenado polarizar un ambiente, una situación. La mayoría de los resultados obtenidos mediante los tratamientos mentales se obtienen aplicando este Principio.

Jamás se debe emplear este Principio en otro sentido que no sea el Bien, pues según  la Ley de Correspondencia, lo que hagamos a otros en bien o en mal, se devuelve en idéntica forma, más tarde o más temprano.

La práctica de este Principio nos facilita el comprender mejor nuestros propios estados mentales, así como los de los demás y nos prueba que esos estados son cuestión solamente de diferentes vibraciones, pudiendo elevar las vibraciones interiores a voluntad, cambiando la polaridad y haciéndonos dueños de esos “grados” en lugar de ser sus servidores.
Esta ley nos permite ayudar a otros inteligentemente, polarizando situaciones.

 Por ejemplo:
 Si logra un Metafísico entrar en el cuarto de un enfermo, las vibraciones positivas de su pensamiento cambian la polaridad negativa que impera en la habitación, porque la Luz siempre domina a la Oscuridad; porque el Bien domina al Mal; porque la verdad desvirtúa la Mentira.

 El Metafísico sabe que la enfermedad es la mentira, que es creación humana y que la Verdad es vida y recuerda además las palabras de Jesucristo:

“TODA AUTORIDAD ME HA SIDO DADA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA” y con la fe del que conoce la Verdad la declara y verá el Milagro.

Para el poder espiritual no hay fronteras; un órgano destruido, un mal aparentemente incurable representan obstáculos solamente para los humanos. Son menos que nada para la Vida. Si tú logras enchufar tu mente con la Corriente Universal de la Vida que es Dios actuando como Vida, esta Vida que es indestructible, y está previsto que ella se repare por sí misma hará el milagro si las mentes humanas no le cierran el paso con sus falsas creencias, miedos, temores, afirmaciones negativas, falta de fe, etc.

 Tanto el polo Positivo (El Bien) como el Polo Negativo (el aparente Mal), actúan bajo una misma energía; Dios, todo es de Él, en todo está Él, por eso se llama “El Todo”.

Tenemos la  opción de usar esa energía en el Polo que elijas, he ahí tu libre albedrío.
Contra tu libre albedrío, contra lo que tú escojas, nadie tiene poder, sino tú mismo. Si optas por el Polo Negativo obtendrás todo lo que a él pertenece; si decides por el Polo Positivo, obtendrás también lo que a él pertenece.

Al Polo Positivo pertenece la sonrisa; al negativo, el ceño fruncido. Si quieres cambiar de polo estando en plena manifestación negativa, cambia tu ceño por una sonrisa, bendice el Bien presente en toda situación y dile al Polo Negativo:
“NO ME SIENTO CÓMODO CONTIGO, ME VOY PARA LA OTRA PUNTA”.

Y mentalmente te vas y al irte mentalmente, ya de hecho te fuiste. Esto es todo; verás transformando lo negro en blanco; la pobreza en abundancia; la enfermedad en salud; la tristeza en alegría; por el contrario, si te complaces en estar masticando pesares, pobre de ti, te quedarás fijo en el Polo Negativo de donde nadie, sino tú mismo, podrá sacarte. Es cuestión de voluntad.

Polariza todas las situaciones en que te encuentres, todos los ambientes en donde estés; polariza a todos aquellos que hablen contigo; a tus hijos, a tu esposo o esposa, tus empleados, tus padres, tus amigos, tus alumnos, etc., y así serás lo que Jesús llamó “LA SAL DE LA TIERRA”.

Lo no deseable se mata cambiando su Polaridad y recuerda que
“LA MENTE, ASÍ COMO LOS METALES Y LOS ELEMENTOS PUEDEN TRANSMUTARSE DE FRECUENCIA EN FRECUENCIA, DE CONDICIÓN EN CONDICIÓN, DE POLO EN POLO, DE VIBRACIÓN EN VIBRACIÓN”.

Dominar la Ley de Polaridad significa dominar los principios de transmutación o alquimia mental; porque salvo a sí mismo, no se podrá tener el poder de polarizar otros ambientes, personas o cosas. Hay que empezar por uno mismo. Si tú estás polarizado negativamente atraerás sobre ti toda cosa negativa, desagradable, mala y lo llevarás contigo afectando otros ambientes, personas o cosas con quienes te pongas en contacto. En cambio si estás polarizando positivamente no solamente atraes hacia ti toda clase de cosas buenas y situaciones positivas sino que se las llevas a los demás.

Para dominar el arte de la Polaridad hay que practicar, a ser posible todos los dias


Las frecuencias vibratorias de un Metafísico entrenado logran transformar el ambiente en que penetra, simplemente con su presencia.

Un Metafísico sólo con la vista de sus ojos, de su sonrisa, de su paz, de su alegría, polariza los estados mentales de determinada persona o personas.
 Con unas cuantas palabras transmuta conceptos ajenos negativos imperantes en el ambiente, porque cambia el humor de los presentes y se llenan de esperanzas los que antes estaban desesperados.
Dentro de cada persona mora nada menos ni nada más que el mismo Dios.
Una vez que hayas reconocido su Presencia Divina, su Concepto Inmaculado que es Perfección. Cuando emplees estas práctica tanto más se te olvidarán los defectos ajenos, los que hayas visto o veías en los demás, porque ya no vas a verlos más, ahora lo que vas a ver en cada uno es Su Presencia Divina que está por encima de toda apariencia material, esa Presencia que es la Verdad en cada ser.
 De este modo, ni las palabras, ni los actos de los demás te afectarán en lo más mínimo, ni te harán pensar mal de nadie, porque teniendo tu mente constantemente polarizada hacia el Bien, verás que Todo lo que sea menos que la perfección en ese ser, es mentira, es apariencia; su verdad es que él lleve dentro de sí la presencia de Dios y esto es lo que prevalece.
 Cuando pienses y sientas así no solamente estarás tú positivamente polarizado sino que irradiarás hacia ese ser y hacia todo lo que tus sentidos contacten, Polaridad Positiva.
 Al elevar tu frecuencia vibratoria, elevarás la del mundo entero, porque esa vibración positiva que sale fuera de ti, se expande hacia el Universo.
 Contribuye pues al Bien Universal polarizándote constantemente hacia el Bien.


Con unas cuantas palabras transmuta conceptos ajenos negativos imperantes en el ambiente, porque cambia el humor de los presentes y se llenan de esperanzas los que antes estaban desesperados.
Dentro de cada persona mora nada menos ni nada más que el mismo Dios.
Una vez que hayas reconocido su Presencia Divina, su Concepto Inmaculado que es Perfección. Cuando emplees estas práctica tanto más se te olvidarán los defectos ajenos, los que hayas visto o veías en los demás, porque ya no vas a verlos más, ahora lo que vas a ver en cada uno es Su Presencia Divina que está por encima de toda apariencia material, esa Presencia que es la Verdad en cada ser.
 De este modo, ni las palabras, ni los actos de los demás te afectarán en lo más mínimo, ni te harán pensar mal de nadie, porque teniendo tu mente constantemente polarizada hacia el Bien, verás que Todo lo que sea menos que la perfección en ese ser, es mentira, es apariencia; su verdad es que él lleve dentro de sí la presencia de Dios y esto es lo que prevalece.

 Cuando pienses y sientas así no solamente estarás tú positivamente polarizado sino que irradiarás hacia ese ser y hacia todo lo que tus sentidos contacten, Polaridad Positiva.
 Al elevar tu frecuencia vibratoria, elevarás la del mundo entero, porque esa vibración positiva que sale fuera de ti, se expande hacia el Universo.
 Contribuye pues al Bien Universal polarizándote constantemente hacia el Bien.

Primero debes cambiar tu propia polaridad para después de tratar de cambiar la ajena.
 Para dominar el arte de polarizar hay que practicarlo como todo lo que se desea dominar.

El Principio de Polaridad usado positivamente es La Verdad: los resultados dependen de la práctica que hagas.





Habiendo explicado esta ley, podemos aquí aplicar estos principios para ayudarnos a nosotros mismos, después a nuestras llamas, y consequentemente a los dos.
Así que vamos a dar un ejercicio para hacer.

Como hemos comentado a ser posible debería ser a diario al menos una vez al día, porque las acciones/energías son como semillas que plantamos, y si bien estamos tratando con energías fuertes, las cosas tampoco son de un día para otros.pero que si con constancia podremos lograr estos cambio para sentirnos bien.

  EJERCICIO PARA NOSOTRAS/NOSOTROS
(Los que denominaríamos conscientes)

Con este ejercicio de polaridad para nosotros lo que se pretende principalmente es ayudarnos a estar bien, hacernos sentir mejor en todos los aspectos, físicos, mentales y espirituales.
Habiendo leído como funciona la ley ya sabemos que se trata de cambiar lo que no queremos,no nos hace sentir bien, por el reverso/contrario.
Así que en nuestro caso,(no obstante me gustaría decir que aquí cada uno puede añadir o quitar cosas, según se sienta o necesite.
Lo mas primordial es estar en un lugar tranquilo y en un momento del día que nos sepamos que nada ni nadie interrumpe,por eso quizás la noche seria el momento mas adecuado.
Ponernos cómodos,en una postura que nos haga sentir bien, cerrar los ojos, y realizar unas respiraciones profundas, pues el respirar nos conecta profundamente con nuestra esencia divina y con la energía universal.
Una vez realizadas las respiraciones podemos empezar el ejercicio intentando estar concentradas,en lo que se va a realizar.
El ejercicio seria empezando así con una breve pero poderosa afirmación sabiendo, recordando y nunca olvidando que lo que vamos a mover son energías fuertes, por lo tanto siempre debemos en cierta forma "pedir permiso" y lo pongo entre comillas a Dios, (para aquellos que vosotros que no creáis en Dios, podeis hacerlo al Universo, a la fuerza corriente universal

"En el nombre de Dios Todopoderoso, Creador, del Cielo y de la Tierra, de todo lo visible e invisible, en ni nombre, y en el nombre de mi alma, cambio e invierto la polaridad en (decir nuestro nombre)

Ejemplos:

Cambio la tristeza por alegria
Cambio las dudas por confianza
Cambio el miedo por valor
Cambio el dolor por sanacion
Cambio el sufrimiento por calma
Cambio la ansiedad por paz
Cambio la mente por corazón

Y asi se puede ir añadiendo las cosas que dentro nuestro siempre queramos cambiar
Una vez terminada nuestra lista podemos empezar por la lista de nuestros amados, aquí atención pues a pesar de ser gemelos siempre debemos respetar su proceso interno y evolutivo, sus formas de pensar y su libre albedrío,por lo tanto en la lista de cambios de polaridad para nuestros amados podríamos poner aquellas sensaciones que sepamos les están perjudicando

EJERCICIO PARA ELLOS/ELLAS

Decir también lo mismo que al principio de nuestra lista en el nombre de Dios...seguir en el nombre (de mi amado/da) decir su nombre y en el nombre del poder de su alma, cambio e invierto la polaridad

Ejemplos para ellos (supongamos los sabemos tristes, desanimados,cansados, con miedos, con dudas etc...)

Cambio el miedo (es lo que mas tienen nuestros amados) por el valor
Cambio las dudas por seguridad
Cambio el dolor por sanacion
Cambio el cansancio por vitalidad
Cambio el desánimo por ánimo
Cambio la mente(pues ellos analizan y piensan todo  con mente) por corazón!! esta afirmación es importante
Cambio la confusión por claridad
Cambio el cuerpo por el alma(afirmación también muy importante pues estamos cambiando el cuerpo físico por algo que forma parte de ellos y de nosotros, para que el poder del alma pueda manifestarse
Cambio la tristeza por la alegría
Cambio la oscuridad por luz
y así también se podría ir añadiendo cosas a la lista de ellos que sepamos les pueda ayudar en su forma de estar y de sentir

Para terminar el ejercicio podemos hacer un breve ejercicio para los dos también con cuidado, pero por ejemplo si hay cosas que queremos mejorar con respecto a ellos y a nuestra relación, o cosas que queremos activar podemos por ejemplo

EJERCICIO PARA LAS DOS PARTES COMO UNIDAD

Repetir lo antes manifestado en el nombre de Dios..y aquí diremos en nuestro nombre, en el nombre de nuestros amados/das, en el nombre de nuestra alma como unidad eterna,en el nombre de nuestro amor,cambio e invierto la polaridad 

Ejemplo:

Si queremos activar la comunicación entre los dos (siempre si eso es bueno para el proceso)
diremos

Cambio el silencio por palabras
Cambio la incomunicación por comunicación
Cambio la distancia por cercania
Cambio el alejamiento por vuelta
Cambio el desencuentro por encuentro
Cambio la dualidad por unidad
Cambio los miedos por seguridad
Cambio las mentes por corazones
Cambio la razón por amor
Cambio la frialdad por calor
Cambio distanciamiento por acercamiento
Cambio la desunión por unión

En la lista de los dos yo personalmente no añadiría mas cosas creo que estas son importantes el trabajarlas.

Una vez terminadas las 3 listas es decir el ejercicio en si, todo el ejercicio debe hacerse de ser posible con los ojos cerrados, visualizar un vaso de boca abajo darle la vuelta de boca arriba mentalmente y para terminar dar gracias de corazón y cerrar el ejercicio con "en el nombre de Dios Todopoderoso la polaridad cambiada e invertida está, así es, así será y doy gracias por hecho está. Amén"

Así que bellas almas con este ejercicio termino este ejercicio y articulo que hemos dedicado a la polaridad, recordando que siempre todo lo que hagamos debemos hacerlo desde el corazón, con el corazón y desde el amor, utilizarlo desde la luz divina y para nuestra mejora interna y para ayudar a nuestros amados/das a sentirse mejor ellos también,pues no olvidemos que si ellos están bien nosotros lo estaremos también y viceversa.
Utilizemos la polaridad con conocimiento de causa, y por un bien mayor que siempre es y será el de nuestra alma, la nuestra y la de nuestros amados, porque somos un alma que ahora está en dos cuerpos

Miles de bendiciones de Paz,Luz y Amor desciendan sobre vosotros

Con Amor
Sylena (alma gemela y guerrera del amor verdadero)













2 comentarios:

  1. Muy interesante esta entrada....la pondre en practica y ya te comentare...
    Muchos besos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Ainhoa,
      Gracias a ti también por tus comentarios y palabras, el tema de la polaridad es importante no obstante debemoa recordar que esto tampoco es por "arte de magia" es decir hay que ser constante con hacerlo, pero creo que se pueden coseguir resultados.
      Gracias a ti por estar y leer el blog.
      Animos
      Un beso y un abrazo
      Con Amor
      Sylena

      Eliminar